Definición e importancia del Brand Experience

La marca no es sólo aquello que nos identifica sino aquello que evocamos. La marca es un catalizador de emociones, es decir, la suma de todas y cada una de las sensaciones, percepciones y experiencias que una persona tiene como resultado del contacto con una organización, sus productos y servicios.


Esta definición denota que una marca reside por encima de todo, en la mente de las personas, que acceden a ella a través de uno o varios de sus puntos de contacto -online y offline.


Las ventajas competitivas del pasado centradas en el producto se han estandarizado, para conseguir diferenciarse hoy es necesario pensar en la gestión de la Experiencia de Cliente como un elemento competitivo clave. Los clientes recuerdan sus experiencias con las marcas, no sus logotipos.


Cualquier marca puede generar experiencia comprendiendo las motivaciones que influencian a los clientes y optimizándolos para generar un mejor impacto.


Esto implica desde pequeñas actuaciones a innovación de producto, servicio, modelo de negocio y/o marca.


Brand Experience

El Brand experience por tanto es la creación de marca a través de la experiencia completa que un usuario tiene de un producto o servicio. Mientras el marketing tradicional vende destacando beneficios y características, el objetivo del Brand Experience es apelar tanto a la parte racional como emocional de las personas comunicándoles valores y vivencias. Los consumidores al final siguen comprando basándose en cómo interactúan personalmente con lo que sea que la compañía ofrezca– es decir, es la experiencia de los consumidores lo que resulta en lealtad de marca.


brand-love-sales-graph

Las personas establecen un tipo de vinculación, interés, deseo, atractivo: es decir, percepciones, sentimientos y actitudes que se basan en experiencias concretas.


Con el Brand Experience trabajas la percepción que tienen de tí los usuarios

La experiencia como puerta de entrada a las emociones. Emociona a tus clientes!